La madrugada del próximo 29 de marzo habrá que adelantar nuestro reloj una hora más, es decir, las 02:00 serán las 03:00. En nuestro país, se producen dos cambios de horario en un año algo que suscita  una pregunta entre todos los consumidores domésticos, pymes, empresas e industrias: ¿afecta el horario de verano a mi factura eléctrica?

Todo parece indicar que este año será el último en el que se produzca un cambio de horario, ya que la Comisión Europea había propuesto mantener un mismo horario a lo largo del año, aunque aún está por decidir cual se aplicará.

¿Que implica el horario de verano?

El cambio al horario de verano implica más horas de sol. Con la llegada del cambio de hora amanecerá y anochecerá una hora después. Se notará sobre todo en los primeros días e irá decreciendo a medida que avanzan los días.

La llegada de la luz a nuestras vidas implica una considerable reducción en la factura eléctrica, algo que ha provocado que gran parte de los expertos aboguen por implementar este horario durante todo el año, pero ¿cuánto podemos llegar a ahorrar gracias al cambio al horario de verano?

¿El horario de verano puede influir en mi factura eléctrica?

El horario de verano, además de mejorar nuestro humor también reduce nuestra factura eléctrica. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), gracias a este horario, en España realizamos un ahorro energético del 5%, es decir 210 millones en consumo de industria o eliminación de edificios de servicios tales como hospitales.

En definitiva, el horario de verano cambia nuestros hábitos de vida. Sustituímos las largas tardes de cine por las salidas al aire libre, algo que implica que el consumo en el hogar sea menor, pero también en las empresas, ya que la mayoría aplica en horario intensivo en los meses de verano, por lo que se produce una menor demanda de energía por parte de equipos de oficina o máquinas industriales.

El hecho de que haya más horas de luz y de que nuestra rutina cambie por completo contribuye al ahorro de energía, algo que sin duda se agradece a final de mes.

¿Y si tengo una tarifa de discriminación horaria?

Sin embargo, el cambio del horario de invierno al de verano también implica que varíen los tramos horarios en los que es más barato consumir electricidad en caso de que tengas contratada una tarifa de discriminación horaria. Desde Linkener, te desvelamos las modificaciones que tienes que tener en cuenta ante este cambio horario.

Aquellos usuarios que tienen una tarifa de discriminación horaria, tienen, durante todo el año, 14 horas al día donde el precio de la luz es más barato (periodo valle), mientras las 10 horas restantes tienen unos precios ligeramente más elevados.

Con el cambio horario de verano, tenemos que variar nuestras costumbres si no queremos ver incrementado nuestro recibo de la luz. A partir de este domingo, 28 de marzo:

  • El horario valle, es decir, aquel donde la electricidad es más barata, se producirá desde las 23:00 hasta las 13:00, mientras en invierno se distribuía entre las 22:00 y las 12:00.
  • La hora punta, donde la electricidad es más cara, será la de las 13:00 a las 23:00, mientras que en invierno era de 12:00 a 22:00

Tags: Sin categorizar

Rellena el formulario si quieres contactar con nosotros sobre este tema: