Usar un vehículo eléctrico puede ser una experiencia liberadora. Son muy atractivos para los millennials conocedores de la tecnología, los integrantes de la generación X que desean hacer su parte por el medio ambiente, y los baby boomers que se jubilan y buscan disfrutar de lo que la última tecnología pone a su alcance. La adopción masiva de vehículos eléctricos llegará en los próximos años, ya que casi todos los principales fabricantes han anunciado nuevos modelos de este tipo. Sin embargo, no sabemos con precisión cuándo puede explotar esa macrotendencia. Parece, para la mayoría de los agentes del mercado, que se necesitan más pruebas y optimizar algunos puntos flacos. Por eso a continuación examinamos alguna de las cuestiones más críticas que socavan la confianza del consumidor: principalmente, la gestión del estado de la batería del vehículo y su capacidad de monitorización.

¿Por qué es tan importante comprender el estado de la batería del vehículo eléctrico? 

Conocer el estado de la batería de tu vehículo eléctrico reforzará tu confianza en su rendimiento, tanto si tienes la intención de conservar el vehículo por un tiempo como de venderlo después de unos años o comprar uno usado. Los fabricantes también están prestando mucha atención a la degradación de las baterías y a su autonomía, pues se trata de dos aspectos clave en la valoración por parte de los consumidores. Así, en este momento los fabricantes de vehículos suelen ofrecer una garantía de 8 años para la batería de sus vehículos enchufables. Si bien esta garantía ayuda a aumentar la confianza del público, también puede afectar al precio de compra y motivar un aumento de costes innecesario. Y es que, en última instancia, la batería es el componente más importante de un vehículo eléctrico, tanto para el propietario como para el fabricante y otras partes interesadas, como las empresas de servicios eléctricos. No cabe duda de que controlar su estado y monitorizar el proceso de recarga es de vital importancia.

Consideraciones sobre el estado de la batería

El estado de carga de la batería (State of Charge, o SOC) refiere la cantidad de energía utilizable actualmente que está almacenada en la misma; es decir, su autonomía. Mientras, el estado de salud de la batería (State of Health, o SOH) es una medida del rendimiento de la pieza en relación con una nueva de la misma marca, modelo y año. En otras palabras, el estado de la batería es una forma de comprender si su rendimiento puede haberse degradado con el tiempo y en qué medida. El SOH afecta a la capacidad de carga de tu vehículo eléctrico y, por tanto, a su autonomía. Dada la relación entre ambos conceptos, monitorizar el proceso de recarga y controlar la degradación del sistema de almacenamiento te permitirá hacer predicciones más fiables sobre los kilómetros que puedes recorrer.

La solución de Linkener

 En Linkener ofrecemos soluciones de gestión de carga que te permitirán supervisar y administrar el consumo de cada punto de recarga mediante una única aplicación. Gracias a nuestra plataforma tecnológica podrás conocer el historial de tu punto de recarga y acceder a estadísticas gráficas que relacionen los datos cosechados a lo largo de su vida útil. Ofrecemos, además, mantenimiento informático y técnico del punto de recarga. De este modo, tú solo tienes que preocuparte por disfrutar de las prestaciones de tu nueva dotación. Otra ventaja muy interesante de nuestra solución es, por ejemplo, la gestión de mapas inteligentes para encontrar los puntos de recarga más cercanos, comprobar su disponibilidad y hacer una reserva en caso de que sea necesario. También podrás analizar el consumo de todos los usuarios del punto de enchufe y crear gráficos personalizados. Se trata de una posibilidad muy útil para clientes de empresa con necesidades de monitorización más exigentes. En la misma línea, vale la pena destacar otra funcionalidad muy atractiva para los empresarios. Se trata de la posibilidad de llevar a cabo gestión de flotas, pudiendo asignar vehículos a usuarios determinados y estableciendo jerarquías que representen tu modelo organizativo. Asimismo, tienes la opción de activar tus puntos de recarga a través de tarjetas RFID. Con ellas podrás restringir el acceso de ciertos usuarios al punto de recarga, o establecer nuevos permisos cada vez que se incorporen nuevos empleados. Encuentra más info sobre nuestro producto

Características de la app móvil de Linkener 

Al margen de disponer de una plataforma web que engloba todas las funciones que hemos comentado en el apartado anterior, con Linkener puedes descargar una aplicación para móviles con una gama propia de potencialidades. En nuestra app hemos condensado las más interesantes para el usuario:

 - Trazar mapas con filtros inteligentes de búsqueda.

 - Interrumpir recargas en el punto y hacer reservas en ruta.

 - Acceder a un historial de todos los procesos de recarga del punto.

 - Disfrutar de gráficos personalizados sobre las recargas realizadas por todos los usuarios. 

Si te interesa incrementar tu capacidad de monitorización de carga en tu vehículo eléctrico o flota, consigue más información sobre las soluciones de Linkener para puntos de recarga en nuestra web.

Tags: Sin categorizar

Subscribe Here!