Un asesor energético tiene la necesidad de justificar su trabajo con cifras. Explicar el ahorro de energía que ha logrado y demostrar de qué maneras esta se desperdicia. Para obtener esta información es esencial monitorizar la energía de una empresa para ver de qué manera se está empleando y qué parte de esos gastos son un puro desperdicio y se pueden corregir. Por eso, a continuación te detallamos la importancia del análisis de la monitorización para la gestión de energía.

¿Qué hace la monitorización de energía por un asesor energético?

Principalmente, le da una base estable a partir de la cual empezar a trabajar. Obviamente habrá gastos en energía que sean evidentes por ellos mismos, como dejar las luces encendidas en espacios que nadie utiliza. Pero muchos otros no tienen porqué serlo. Así, la monitorización de la energía será útil para medir, por ejemplo, si es más rentable migrar a un modelo sostenible a partir de placas solares, o si compensa realizar una pequeña obra a la hora de mejorar la iluminación de la empresa. Ofrece datos que permiten cuantificar las mejores soluciones y medidas para el ahorro.

Es a través de la medición del gasto mensual superfluo, o que directamente es un desperdicio, como se puede saber qué tipo de estrategia será mejor para conseguir ese ansiado ahorro. Y para ello el monitoreo es imprescindible. Todo se empieza a construir con datos fiables.

¿Qué opciones hay para monitorizar el gasto de energía?

Aunque hay diversas alternativas, dos suelen ser las opciones más útiles. Por un lado la telemedida, y por el otro un software de gestión energética.

¿Qué aporta la telemedida de Linkener?

Principalmente, es una ayuda que, en remoto, puede medir el gasto real que se está produciendo en una empresa. Es una manera de ver, por ejemplo, qué gastos existen en las horas muertas donde en principio no tendría que haber actividad. A la par, ayuda a tratar de regular el consumo en los picos más pronunciados del día, para crear estándares de cuánto se puede consumir y cuánto no.

Esto le dará información útil al gestor energético para calibrar el gasto que existe y de qué formas puede reducirse en algunos tramos horarios.

Software de gestión energética

El software de gestión energética erá la piedra angular en el análisis energético, y el elemento al que haya que recurrir para tomar medidas.

Con el software energético de Linkener se puede medir, cuantificar y valorar la situación en cada momento. Así, se puede establecer un sistema de alarmas para que el consumo no supere determinadas cifras en ningún momento, y que así se pueda ver qué está sucediendo y diseñar un plan para corregirlo.

Además, estos programas pueden adaptarse en función de los clientes. Los objetivos que tenga cada empresa o industria pueden determinar fácilmente la función y los parámetros del software. Así, se miden aquellos aspectos que más interés o preocupación generen.

Beneficios que aporta monitorizar la energía con Linkener

¿Por qué se ha convertido en algo tan importante? Estos son algunos motivos:

1. Es responsable directo del ahorro energético

Al localizar gastos o desperdicios energéticos en las métricas y análisis, estos se pueden eliminar. Por lo tanto, es la manera más rápida de llegar a un ahorro sostenido y efectivo.

2. Supone un ahorro de tiempo

Un gestor energético tiene que llevar a cabo medidas de forma rápida, y conseguir que estas funcionen. La monitorización, al ofrecer información en tiempo real, va ofreciendo datos sobre qué alternativas están consiguiendo algo y cuáles no. Por eso, permite ir cambiando y modificando las estrategias o los planes a medida que estos se van implementando. Es un ahorro de tiempo muy significativo en oposición a tener que esperar la llegada de la siguiente factura de la luz.

3. Es una solución estructural y no temporal

Hay trucos o consejos que pueden servir a corto plazo, pero que no van al fondo del asunto: el desperdicio energético. Para corregir este desajuste es necesario contar con medidores que puedan comprobar el consumo por horas, situar alertas y hacerse una idea de conjunto de en qué se está malgastando la energía y cómo se puede reajustar este gasto.

4. Se adelanta a la factura eléctrica de tu cliente

Una empresa tiene que llevar una contabilidad exhaustiva y un pronóstico de gastos lo más fijo posible. Con un sistema que monitorea y que puede controlar hasta qué punto va a llegar el costo de la electricidad, se vuelve más sencillo no llevarse sustos y mantener un seguimiento muy exacto del gasto que se está produciendo. Los pronósticos serán más exactos de esta manera.

En definitiva, monitorizar la energía es un paso crucial para todos los gestores que quieran trabajar con empresas y conseguir un ahorro efectivo. Gracias a ellos podrán adoptar soluciones que cambien estructuralmente el gasto. Y, a la par, podrán controlar el funcionamiento y el futuro del plan energético para que el ahorro se mantenga.

Rellena el formulario si quieres contactar con nosotros sobre este tema: