Desde que el pasado 1 de junio de 2021, la CNMC impusiese la llegada de la nueva factura de la luz, son muchas las comercializadoras que han presentado diversos problemas debido a la incapacidad para saber adaptarse a la nueva situación.

Esto, unido al incremento en la factura de la luz, ha provocado que las comercializadoras que compran energía eléctrica al mercado mayorista para vendérsela a los consumidores finales, se enfrenten a un panorama más que complicado.

Si eres una comercializadora y quieres ver solventados tus problemas, te recomendamos que sigas leyendo, porque hemos dado con la solución.

¿Cuáles son los principales problemas a los que tienen que hacer frente las comercializadoras?

La falta de lecturas y estimaciones por parte de las distribuidoras ha provocado que muchas comercializadoras hayan tenido problemas a la hora de emitir los recibos a sus respectivos clientes.

Esta situación ha generado graves problemas de funcionamiento, ya que, las comercializadoras, están comprando energía a las grandes distribuidoras pero no pueden refacturarselo al cliente debido a los retrasos en la facturación que se llevan produciendo en los últimos meses.

Esto, está acarreando diversos problemas financieros para las comercializadoras, ya que llevan varios meses aguantando esta situación sin saber cuando se solventará.

El cambio de tarifas a los clientes, los retrasos en toda la cadena del mercado, la subida de los precios de la energía y el 21% de IVA en los peajes, ha provocado que muchas comercializadoras no hayan podido mantener el precio fijo anual pactado con el cliente, ocasionando que muchos de ellos hayan decidido rescindir su contrato.

Esto, unido al retraso en la recepción de lecturas, ha imposibilitado que algunas compañías hayan podido recuperar los pagos adeudados de clientes.

Si eres una comercializadora o compañía eléctrica, ¡no te preocupes! porque en Linkener contamos con la solución para ponerle fin a los problemas mencionados anteriormente.

El contador de Linkener, tu mejor aliado

¿Quieres darle solución a estos problemas? El contador fiscal de Linkener mide los parámetros de consumo con los que se genera la factura eléctrica del cliente.

Con el contador fiscal de Linkener podrás:

  • Facturar antes de recibir las lecturas de la distribuidora. Además, podrás elegir si deseas recibirlas de manera semanal o mensual. Cobras antes de pagar a la distribuidora, por lo que tu pulmón financiero será mayor. Gracias a nuestro contador fiscal, podrás recuperar el archivo extraído del propio contador en caso de que la lectura que recibes después por parte de la distribuidora sea mayor.
  • Tener una estimación en tiempo real de la factura mensual de tu cliente ofreciéndole, así, una ventaja competitiva con respecto al contador fiscal tradicional.
  • Reclamar a la distribuidora en caso de que la lectura sea incorrecta o haya funcionado mal el contador. Podrás ver los registros del contador, algo muy útil, sobre todo ahora, que muchas distribuidoras llevan varios meses de retraso en la lectura de los contadores.
  • Obtener ingresos: Cobras una cuota por el servicio de contador fiscal superior al coste cobrado por Linkener a la comercializadora. Con ello podrás tener acceso directo a la lectura de los contadores y también dependerás menos de las grandes distribuidoras.

Como has podido leer, el contador fiscal de Linkener permite a las comercializadoras conocer de manera inmediata la información de consumo y producción de energía. Gracias a estos datos, podrán realizar la compra diaria de energía de una manera más inteligente, al mismo tiempo que minimizan los costes de desvío y mejoran los ciclos de facturación.

En definitiva, gracias a Linkener, podrás tener un control total sobre el consumo de de los clientes y no dependerás de las grandes distribuidoras

Rellena el formulario si quieres contactar con nosotros sobre este tema: