Estamos en plena ola de frío, temporal para algunas autonomías y eso implica que hagamos más uso, seguro, de nuestros sistemas de calefacción tanto a nivel de usuarios en nuestras casas como en las empresas en las que trabajamos. Sin embargo, este viernes 8 de enero, el precio de la electricidad en el mercado mayorista alcanza su récord histórico. Así es como las facturas se van a disparar. Una subida de precios que coincide con los días de mayor consumo y con esta ola de frío.

La noticia ha hecho saltar las alarmas del Gobierno que pedirá a la CNMC explicaciones por si se han producido anomalías en el mercado, tal y como hemos leído esta mañana en el Periódico de la Energía. 

Precios que se van hasta los 114€/MWh: qué ocurre con las comercializadoras

Los datos de OMIE, el operador eléctrico ibérico, ha planteado una subida de precios que ascienden hasta los 114€/MWh; es decir, más del doble de la media anual. Esto provocará, según la visión de nuestro director Sergio Ferrer, "que muchas comercializadoras pequeñas que han ofertado precios fijos bajos quiebren o se vayan a comprar la energía a futuros a un precio alto". 

Esto pone a las grandes comercializadoras y compañías eléctricas en una posición dominante porque vuelven a recuperar su margen de beneficio y, de algún modo, podrían llegar a rescatar a aquellos clientes que hasta ahora han formado parte de las listas de dichas comercializadoras que son más pequeñas y que podrían atravesar una situación complicada. 

Cabe recordar que, aunque el mercado eléctrico está liberalizado, las grandes empresas siguen manteniendo el 90% del mercado de consumo así como el mercado de la producción.

¿Qué suele ocurrir en estos casos con precios históricos?

Que el Gobierno solicita una investigación al respecto, en ocasiones, hay multas hacia las principales actores eléctricos pero también es cierto que es difícil probar que se hayan manipulado los precios.

Nos cuenta nuestro director, Sergio Ferrer, que estos precios no se mantendrán siempre y que está casi convencido de que volverán a bajar a a 45€/MWh desde ahora y hasta el mes de marzo e, incluso, podrían ser más bajos. 

Lo que sí está claro es que Filomena ha azotado fuerte en nevadas, heladas, bajas temperaturas y un azote en la factura de la luz que nos ha puesto a muchos de los expertos del sector eléctrico entre las cuerdas. 

Con estos precios con los que hemos inaugurado el 2021, la luz es un 27% más cara este año que durante 2020. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rellena el formulario si quieres contactar con nosotros sobre este tema: