La noticia está clara: Se reduce el IVA del 21% al 10% en la factura eléctrica pero, atención, lo hace con condiciones. Sólo si la potencia contratada es menor o igual a 10kW, si el precio promedio de OMIE del mes anterior ha sido superior a 45 €/MWh y sólo hasta el 31 de diciembre de 2021.

Con toda la atención mediática que ha recibido esta noticia, he querido hacer unos números sencillos para ver como de importante es esta medida. Un consumidor doméstico con potencia igual o inferior a 10kW donde todo es eléctrico en su casa menos la calefacción, consume de media al mes 0,35 MWh que representan unos 65 €/mes (IVA incluido). Suponiendo que el precio de OMIE promedio debería estar en 45 €/MWh y pasa a estar a 85€/MWh de media, eso representaría un aumento en su factura eléctrica de:

0,35 * (85 – 45) * 1,05113 (IEE) * 1,21 (IVA) = 17,81 €

Por lo tanto, la factura pasaría a ser de 65 + 17,81 = 82,81€/mes

Si en dicho caso pasamos el IVA del 21% al 10% el importe de la factura sería de 82,81 / 1,21 * 1,1 = 75,28€.

Por lo tanto, el ahorro medio de esta medida es de 7,53€/mes y sólo si el precio medio es superior a 45 €/MWh.

Ahora analicemos la subida de peajes del 1 de junio de 2021 de las tarifas de menos o hasta 10kW y que los usuarios verán reflejada en la factura que recibirán en julio.

 

Si volvemos a hacer el cálculo con los 0,35 MWh de consumo mensual o lo que es lo mismo 350kWh vemos que la subida de peajes del 1 de junio incrementa la factura en lo siguiente:

Parece de broma, ¡pero no lo es! Pensemos: suben peajes el 1 de junio y, por otra parte, bajan el IVA con condiciones el 25 de junio. ¿No hubiera sido más sencillo bajar los peajes de energía para todas las 2.0TD?

Esto evitaría muchos problemas a las comercializadoras pequeñas cuyos sistemas de facturación no están preparados para modificar el IVA a mitad de mes y además condicionado al precio de OMIE y a la potencia contratada del cliente.

Son demasiados cambios normativos en poco tiempo, con mínimo o nulo efecto sobre la factura del consumidor y lo que es peor con drástico efecto sobre las pequeñas y medianas comercializadoras. Muchas compañías eléctricas no van a poder facturar hasta que tengan su sistema de facturación adaptado.

Os lanzo algunas cuestiones:

¿Sabíais que cuando sube el precio de OMIE los avales que tienen que poner las comercializadoras suben proporcionalmente?

¿Sabíais que cuando una comercializadora de mercado libre quiebra o pierde la licencia de comercialización sus clientes pasan directamente a las Comercializadoras de referencia (Iberdrola, Endesa, Naturgy, EDP , Repsol)?

En definitiva: 

Cambio del sistema de facturación + subida OMIE + subida avales …. = recuperación de la cuota de mercado de las 5 grandes

Pero como todo lo que sube tiene que bajar, cuando el mercado caiga a final de año y las grandes hayan recuperado su cuota de mercado, los siguientes afectados serán los productores de energía que se verán obligados a negociar la venta de su energía a precios de risa con las grandes comercializadoras.

 

Tags: factura de la luz, factura eléctrica

Rellena el formulario si quieres contactar con nosotros sobre este tema: