Llevamos bastante tiempo hablando de la importancia de la telemedida en un periodo tan importante como el que nos encontramos ahora y cuando las nuevas tarifas de la CNMC están a punto de entrar en vigor. La telemedida, la medición remota de los consumos energéticos, supondrá ahorros en la factura eléctrica de hasta un 37% con las nuevas tarifas de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). 

Hemos contado en varias ocasiones cómo los nuevos cambios de estas tarifas,  implicarán cambios importantes en los periodos tarifarios, cambios en las fórmulas de cálculo de la potencia facturada, el aumento de los costes en las penalizaciones de potencia  y nuevas penalizaciones por capacitiva, , que repercutirán de forma negativa en la factura eléctrica de regantes, pymes, industrias,  hospitales, hoteles y en general cualquier consumidor de energía eléctrica a nivel empresarial, que no tengan un histórico pormenorizado de los consumos de su energía.

Unos apuntes rápidos: los cambios con las nuevas tarifas de la CNMC

Así, con la nueva estructura de peajes de la CNMC para el 1 de abril de 2021, y el cambio de periodos, las empresas que no ajusten la potencia contratada a los nuevos periodos, tendrán en la mayoría de casos un sobrecoste de un 25% a un 37%. Sabemos que en España somos de dejarlo todo para el último día pero esta estrategia; sin embargo, no será posible si no se quiere sufrir un aumento desmesurado en la factura eléctrica como contaremos después.

Por otra parte, con esta nueva estructura de peajes habrá una penalización por capacitiva que afectará mayoritariamente al sector industrial, supermercados, hospitales y en general aquellos consumos con suministro eléctrico en alta tensión.

Contar con la telemedida, al menos, desde unos meses antes

De este modo, para optimizar las potencias contratadas por periodos, las compañías necesitan tener un registro de potencia cada 15 minutos durante al menos cuatro o seis meses para tener un registro cuantitativo ya que los consumos suelen variar a lo largo del año.

Por tanto, este puede ser un gran momento para instalador un contador inteligente con telemedida en una empresa. Esperarse más puede provocar, como hemos indicado anteriormente, un sobrecoste en la factura de la luz que puede llegar a suponer un incremento del 37%.

De forma que implementando la telemedida en las empresas con anterioridad al 1 de abril de 2021, las empresas podrán ajustar la contratación a sus necesidades, evitar la penalización por capacitiva y los sobrecostes. Además, podrán ver cuándo tienen realmente sus consumos eléctricos para tratar de desplazarlos a los periodos más baratos cuando entren en vigor las nuevas tarifas de la CNMC. 

Big data para el sector eléctrico

La telemedida permite almacenar datos históricos de registros de consumo cada 15 minutos que son de gran relevancia para optimizar la potencia, detectar aumentos de consumo anormales, detectar ineficiencias y motivar el ahorro del consumo eléctrico. Esta situación permite optimizar la potencia que se requiere en función del perfil real de consumo.  Así mismo permite detectar y alertar de manera automática de variaciones anormales en el consumo que pudieran derivar en  penalizaciones de potencia.

 

Rellena el formulario si quieres contactar con nosotros sobre este tema: